“Democratizar el acceso a la cultura ha sido nuestro logro”

Noticia publicada al Menorca el 17 de febrer de 2001.

Medalla d’Or del Govern de les Illes Balears

Pedro Jaime Bosch, el actual presidente del Ateneu de Maó, expresó la gran alegría que le ha producido la noticia del reconocimiento del Govern a la entidad, lo que demuestra, afirmó, “que la labor del Ateneu es importante, no sólo a nivel insular, sino que también ha trascendido fuera del circulo de Menorca”.

Para Bosch, la Medalla de Oro de la Comunidad “no es un galardón simbólico por la proximidad del centenario de la asociación, sino un reconocimiento a una labor incuestionable a lo largo de la historia y la cultura menorquinas” y junto a ellas, “al esfuerzo realizado por ésta y por todas las anteriores juntas directivas que han trabajado para mantener vivo el espíritu y las actividades del Ateneu”.

En la actualidad, la entidad cultural cuenta con una masa social de unas 700 personas, caracterizada por una diversidad de actividades e intereses. Su presidente con sidera que si bien los orígenes del Ateneu están ligados a una cultura más elitista, uno de los principales logros de la entidad ha sido “democratizar el acceso a la cultura”. Para Pedro Jaime Bosch, el acceso se ha ido haciendo cada vez más democrático; no así la producción, ya que para el presidente del Ateneu, la creación artística y cultural en general “debe seguir siendo elitista, de nivel, ya que no todo el mundo está capacitado para ello”.

Con este espíritu de igualdad, el Ateneu desarrolla sus actividades con una vocación cada vez más humanista. “Hemos optado por abrir cada vez más la mirada a la Humanidades y potenciar las organizaciones de actividades relacionadas con éstas”, explicó Bosch.

En cuanto a asignaturas pendientes, la conexión con los jóvenes parece ser un objetivo en el que la entidad avanza lenta, pero segura. Ya sea a través de las clases de dibujo y pintura o con el apoyo de los profesores de secundaria, “que hacen un poco de apostolado entre sus alumnos”, el Ateneu intenta conseguir que los intereses de los más jóvenes tengan cabida también en la asociación.

Cuando faltan tan sólo cuatro años para que celebre su centenario, el Ateneu Científic, Literari i Artístic de Maó recibirá este año el distintivo de honor de la CAIB. Entre los méritos que se le atribuyen a la entidad, se encuentra el de transformar la vida cultural de la isla.

EL ATENEU, MEDALLA DE ORO

La asociación constituida en Maó en 1905 ha sido elegida por el Govern como merecedora del distintivo de la Comunidad por ser “el más alto exponente de la cultura menorquina del siglo XX”

El Ateneu de Maó ha sido elegido como merecedor de la Medalla de Oro de la Comunidad Autónoma del año 2001. El Consell de Govern aprobó la concesión del distintivo de honor a la entidad cultural como “el más alto exponente de la cultura menorquina del siglo XX”. Este reconocimiento se produce cuando faltan tan sólo cuatro años para la conmemoración de su centenario. El acto de entrega se celebrara el próximo día 28 en Palma.

El Ateneu Científic, Literari i Artístic de Maó se constituyó oficialmente en 1905, como expresión de los ideales surgidos en los círculos intelectuales menorquines de la época, a los que se unen los de la denominada Extensión Universitaria, que llega de la mano del doctor Alabern, uno de sus más grandes impulsores y colaboradores.

Durante sus primeros 30 años de existencia, el Ateneu creó entidades como la Cámara de Comercio y la Cámara Agrícola, los primeros centros insulares de puericultura y lucha antituberculosa, un orfeón y grupos excursionistas y deportivos que antes de 1930 habían conseguido personalidad propia o habían sido asimilados a centros oficiales. En 1906 adquirió la “Revista de Menorca”, que se publicaba desde 1888 y en 1916 se creó el Grupo Filarmónico. Después de una larga crisis, recobró la vitalidad a partir del 1958.

Entre todas las actividades que alberga la asociación, destacan los concursos anuales Salón de Primavera, de artes plásticas, y los Premis Ateneu de Maó para estudios de temática menorquina. Mantiene además una biblioteca de unos 10.000 volúmenes y un museo que posee colecciones de fauna y flora de Menorca, de moluscos y algas. Ha publicado libros y opúsculos de arqueología, biografías, estudios jurídicos, folklore, historia, un índice de la “Revista de Menorca” y un resumen bibliográfico de obras sobre la Isla o de autores menorquines.

La idea de hacer extensiva la cultura a todas las clases sociales, de ponerla al alcance del pueblo, es el ideario fundacional de esta institución menorquina que, desde sus inicios, transformó la vida cultural de Maó, proyectándola a toda la Isla e incluso, fuera de los límites territoriales insulares.

Su símbolo distintivo, creado por Hernández Sanz —considerado el artista del grupo fundador—, expresa el alma del Ateneu: la luz de la ciencia, el libro que representa las letras, la columna de capitel jónico como representación de las artes y, en la parte superior, el escudo de la ciudad. Toda una alegoría: ciencia, literatura y arte ofrecidos a la ciudad de Maó.

Junto al Ateneu de Maó, el Consell de Govern ha decidido distinguir con la Medalla de Oro de la Comunidad a la Societat Arqueològica Lul·liana, creada en Palma en 1880 con el objetivo de honrar la memoria de Ramon Llull, así como divulgar y proteger el patrimonio cultural mallorquín. También recibirá la distinción el Institut d’Estudis Eivissencs como la entidad cívico-cultural que más ha contribuido al mantenimiento de los rasgos de identidad colectivos de Eivissa y Formentera.

Ho vols compartir?